Tiempo de lectura: 1' 57'' No. de palabras: 294

Las acciones de Azul Azul, la sociedad controladora del club Universidad de Chile se desplomaban hoy en la Bolsa de Santiago, tras la goleada de 4-1 que le propinó anoche el Deportivo Quito, en los octavos de final de la Copa Libertadores.

A las 10:00 horas locales (14:00 GMT) los papeles de Azul Azul caían un 14,9 por ciento en el mercado bursátil, hasta los 1.651 pesos (unos 3,43 dólares) y lideraban la lista de las acciones con mayores pérdidas.

Según agentes bursátiles, predomina en el mercado la percepción de que el equipo que dirige el argentino Jorge Sampaoli no pueda revertir el resultado y sea eliminado, lo que le haría perder cuantiosos ingresos por publicidad, derechos de televisión, entradas y premios por avanzar a los cuartos de final.

La prensa local definió el resultado registrado anoche en el estadio Atahualpa de Quito como "la peor derrota de la U en la era Sampaoli", mientras los jugadores del equipo prometen "dejar la vida" en la cancha en el partido de vuelta para revertir la situación, aunque reconocieron haber jugado mal y ser los responsables del desastre.

"Hay que digerir este mal momento. Estamos con mucha tristeza, nunca pensamos en terminar el partido así", dijo a los periodistas el defensa José Rojas, el capitán del equipo.

En la revancha, añadió, "hay que levantar la cabeza, no cabe duda de que vamos a dejar la vida en la cancha. Tenemos muchas expectativas para el partido de vuelta, el equipo ya ha pasado por estas circunstancias".

Para el centrocampista Marcelo Díaz, "está complicado, pero para nosotros no hay nada difícil. Vamos a preparar el partido para darlo vuelta. Tenemos muchos precedentes, saldremos a jugar con el alma", sostuvo.

Califique
2
( votos)